¿Quién no ha leído algo así en Facebook? Pero ¿Por qué muchas personas no pueden mantener esa relación de pareja por largo tiempo? A las pocas semanas vemos el mismo anuncio pero al revés: Luisa ha pasado de estar “en una relación” a estar “soltera”. Hoy te traigo algunas consideraciones importantes en cuanto a elección y mantenimiento de una relación de pareja.

Lo primero por supuesto, tiene que ver con la elección que hagas y con la correspondencia de ese sentimiento. Como norma general, no persigas a alguien que no te corresponde y mucho menos te empeñes en decir “yo voy a hacer que esa persona me quiera a como dé lugar”, porque lo más probable es que te estrelles desde el comienzo.

En cuanto al sexo y al amor recuerda que en toda relación estas dos variables se deben complementar, no se puede tener una relación de solo sexo sin amor porque siempre tendrá un final más temprano que tarde, así mismo las relaciones platónicas de solo amor siempre terminan al no complementarse con sexo y compromiso.

Al elegir pareja recuerda que cuanto más tengan en común, será mucho mejor. Muchas veces escuchamos aquello de que los polos opuestos se atraen, pero lo que no nos dicen es que el día a día de esas personas se convierte en un campo de batalla al no ponerse de acuerdo en sus decisiones cotidianas como ¿Qué vamos a desayunar hoy? O ¿Qué haremos el fin de semana? También el provenir de ambientes familiares muy diferentes o tener aspiraciones y metas distintas, terminarán generando roces y problemas. En cambio, si sus diferencias son pequeñas las probabilidades de tener conflictos en la relación serán mucho menores.

Por último, es imprescindible tener claro el ¿Para qué de tu relación de pareja? Si quieres una relación donde haya amor, sexo y compromiso entonces no aceptes relaciones donde sólo haya sexo ocasional. Debes expresar claramente tus expectativas sin llegar a ser chocante y espantar a todo el que se te acerca.

Anuncios