1.-Saber cuando sonreír: querer caer bien sonriendo a cada rato o no sonreír nunca son fatales al momento de seducir. La sonrisa debe ser natural y espontanea, y debe hacer que la otra persona se sienta relajada y admitida.

2.-Saber como mirar: como norma general debes mirar la cara y los ojos de la persona con la que estás hablando. Este consejo se hace indispensable a la hora de cortejar a alguien que te gusta. Jamás hables esquivando la mirada.

3.-Saber en que momento usar tus manos: Puedes usar tus manos y acercarlas al cuerpo de la otra persona cuidando de respetar su espacio íntimo para evitar que se sienta intimidado o acosado. El dorso de la mano abierta es un signo ineludible de franqueza, demuestra sinceridad y confianza.

Al comenzar desconocemos todo esto, pero ese deseo de conquistar a la persona que te atrae debes aprovecharlo para lograr conocerla en primera instancia. Lo importante es no quedarte de brazos cruzados y emprender acciones ya.