-Frecuentemente asisten a nuestras charlas mujeres que no tienen pareja porque sencillamente nunca se han tomado la molestia de buscarla.

La pregunta que nos debemos hacer es ¿Porque crees tú que no la buscan?

-Casi todas las mujeres, de alguna manera, son cazadoras, cada una en su estilo. ¿Por qué? Quizás por ese instinto primario que nos incita a reproducirnos, y, por lo tanto, a perpetuar la especie.

-Las mujeres se dedican a cazar las 24 horas del día, aunque no siempre con la misma técnica. Hay técnicas nocturnas y técnicas diurnas; el arte de la caza está en saber cual debes emplear en cada momento. La mujer cazadora siempre está preparada, ya que nunca se sabe cuando puede aparecer una posible presa.

-Hay algunas mujeres que no cazan nunca, porque sencillamente están tan desengañadas de los hombres, que ni lo intentan. Este tipo de mujer es el que suele decir que “ningún hombre sirve para nada”. Es cierto que a algunas no les faltan motivos, pero esa apatía cazadora se puede superar con tiempo y ayuda de las amigas cazadoras activas.

¿Qué opinas tú?